"Desde su honesta discreción"
Nuestras Redes

Opinión

“Desde su honesta discreción”

Una nota de: Mgtr. Abraham Solís Soto.

Publicado

|

En tanto que, sus respuestas me llevaron a saber detalles relevantes de su vida, como por ejemplo: Cómo entiende al mundo desde su propio mundo. Qué es lo más perverso que le abruma. O, dicho de otra manera, Qué siente, al no tener en vida al ser que le trajo al mundo. En el año 74, fue seleccionado por su profesor para jugar como portero en la disciplina de fútbol por su escuela “la Aplicación”; jugó muy bien al balón, al lado de: Kike Villarael, Jorge Montalván, Santiago (chacho) Navarro, Mako Robriguez, Wilfredo Villacorta, Nelson Borbor, entre otros jugadores hábiles de esa época.

José, ¿Cómo fue tu niñez, adolescencia?
Mire profesor: todo fue tranquilo, salvo un día, en la casa del vecino, (Temi Mori) tuve una experiencia misteriosa, tenía trece años, sin embargo, hoy no viene al caso. Yo viví con mis 4 hermanos varones y mi mamá. En aquella época soñaba con ser profesional en la carrera de inglés (me gusta el inglés), porque es como jugar con la lengua y los labios trabados en condiciones húmedas, pronunciando y entendiendo sonidos divinos. No hubo los medios económicos, además, mi mamá era sola para el sustento diario. Delante mío, tenía a mis hermanos estudiando. Sé inglés para mi uso chacarero, más allá de eso me gustaría estudiar esa carrera, nunca es tarde. – ¿Verdad profesor?

Como quién dice, uno es lo que uno vive. ¿Esa experiencia misteriosa a la que te refieres a tus trece años de edad, está ligada a tu vida?
Si profesor, está ligada a mí desde ese tiempo, como tatuaje en el alma, de manera casi enigmática y sustancial. Por favor profesor, no me pidas más detalles, por favor.

José, con tantas vivencias ¿Quién eres hoy?
Soy la persona que ama la vida de la mejor manera, muy a mi estilo, imperfecto, me he construido solo. Tengo muchos amigos a quienes quiero, no me gusta estar solo, sin embargo, me siento muchas veces en soledad. La noche me parece plácida y enorme, seductora a pensamientos buenos y misterios de ella. Creo en la lluvia, me suena a nostalgia cuando cae sobre mi techo de calamina vieja, mejor si son de madrugada y de manera continua. Soy de esas personas con sus propias ansias de amar, tanto a hombres como a mujeres; por ejemplo, amo y amaré mucho a mi madre, de quien estuve al tanto durante mucho tiempo en vida y a centímetros de su cabecera, quiero a mi padre que, hoy gozo de su aceptación como ser humano que soy. Me siento divino con todos mis hermanos y amigos. Soy el ser humano que se hace la idea de verse mujer valiente y servicial. Yo mismo me emociono por ello. Eso soy profesor.

¿Trabajaste como boletero del cine teatro Moyobamba – Viena?
Buenos tiempos, cuando lo administraba doña Luisa Bracowicz, y el maquinista era don Alberto Bravo. Allí trabajé desde la edad de 24 años, recuerdo la película: Fiebre de Sábado por la Noche, con Jhon Travolta, Cobra, con Sylvester Stallone. Te cuento, una noche estuvimos ofertando la película para mayores de 21 años: “Bim, Bam, Bum”, por lo general esas cintas, se proyectaban después de las 10 pm., hasta que, en plena función se rompió la cinta cinematográfica… ¡Maaríaaa…!. Los hombres gritaron desesperados en la oscuridad dentro del cine teatro; me quería morir profesor. Terminaron saliendo a empujones a plena plaza de armas, amargos, exasperados, con esa frase bulliciosa: “Braco ladrón, quiero mi vuelto”. Yo allí temblando profesorcito. Dios mío.

¿Nos puedes comentar el incidente cuando trabajabas como cobrador de combis?
Profesor, mi patrón fue don Filiberto Mego. Él tenía una flota de combis, hacíamos la ruta Moyobamba, Tarapoto, Yurimaguas, viceversa. Yo tenía el trabajo de oficinista, hacía el despacho y expendio de pasajes, carga, envíos diversos y la organización de las rutas con los conductores. Un día lluvioso, no llegó el “llenador de las combis”. Don Filiberto Mego sin dudarlo me ordenó hacer de llenador de las benditas combis; en remplazo del haragán ese. Yo tenía una voz bien finita, delicadita. Le dije:
– “No don Filiberto; – esas cosas no son lo mío”.
Se molestó, y me dijo:
– “Si no llenas las combis, sales del trabajo”.
Me dejó helado su reacción. El problema era mayor para mí, porque tenía que llenar el carro que le pertenecía a un chofer guapísimo; se llamaba Mirko Tarazona, me gustaba a morir, estaba de turno, en la antepenúltima ubicación de los carros con destino a Tarapoto, se me caía la cara de vergüenza profesor. Agarré valor, tomando aire y, adoptando voz varonil llamé a los pasajeros sin importar nada.
“Pasajeros para Tarapoto, salimos en media hora, pasajeros, pasajeros, avancen-avancen”. Allí no terminó todo, luego me ordenó que me vaya a Tarapoto a gritar también allí. Me fui profesor de cólera. A que no te imaginas de quién en su carro me fui: ¡de ese tal Mirko…! Vergüenza total.

José, ¿Jugaste al fútbol; en la ubicación de portero?
Profesor, mi hermano Carlos, trabajada en esos años en la Telefónica del Perú – Lima, desde allí me enviaba, la revista de origen argentino “Ovación”. Allí, siempre encontré los posters gigantes del popular arquero del club Boca Juniors y la selección de Argentina: Hugo Orlando Gatti, “El Loco”. Me deslumbraron su porte y rostro, su melena vistosa, sujetada con una ancha vincha de color amarillo. Seguí cada partido donde él intervenía por radio Unión de Lima, y radio Mitre de Argentina, ambas emisoras transmitían los partidos de futbol en amplitud modulada (am). Allí comenzó mi imitación en lo deportivo hacia él. Mi fanatismo por aquel arquero era mucho; pegaba todas las paredes de mi casa con los posters alusivos al argentino, incluso a mi mamá le gustaba que me inclinara por aquel deporte colectivo. Más adelante, en tiempos lindos, llegué a jugar como portero por el Club Zaragoza de Moyobamba, conjuntamente con Fernando del Castillo, Hernán Remedio, entre otros chicos.

José, ¿Alguna experiencia con las drogas?
Tenía 26 años, estaba en un yucal, donde hoy queda el AA.HH. Keiko Sofía; las primeras bocanadas de marihuana fueron asfixiantes y delirantes, fue mi primera vez. Allí, mis amigas: la shishi y edu, se cayeron, ¡blang…!, al suelo, como vacas las malditas, inconscientes, drogadas. Yo, estaba al lado de varios troncos de yuca, ese fue mi soporte para no caerme, de todas maneras, logré sentarme. Alucinado, vi como el yucal venía hacia mí. Nunca más Profesor.

¿La década de los 80, te pertenecen?
Por supuestos, también el de los años 70 profesorcito. Allí estábamos con nuestras grabadoras y cassettes, En ese time, se inventaron los mejores temas musicales relacionados al Rock: Demonio Enamorado, de Shoking Blue, La canción Lógica, The Súper Tramp o la de Gerry Rafferty, Right Down The Line ¿verdad? Por otro lado, considero que fueron los mejores tiempos de las enseñanzas y la educación para con nosotros. Por ejemplo, recuerdo que escuchaba a mi mamá, que, por cierto, en esa época de los 70 y 80, tenían nuestros padres y profesores, toda una autoridad en casa y escuela. De esa época somos honrados, educados, divertidos y serviciales, con nuestras debilidades, al fin y al cabo, personas. Se tenía que decir, y se dijo. jajajajajajajajaja.

¿Cuál es tu mayor temor?
Mira profesor, me gusta el sexo, como a todos, ¿coomooo? Hacerlo con preservativo en mi caso, es lo mejor que uno puede hacer en beneficio propio y desde esa perspectiva, se puede alejar cualquier temor en estas circunstancias, sin embargo, mis temores también van más allá. Nosotros estamos casi siempre expuestos hacia las personas homofóbicas. Es allí donde tenemos nuestro mayor problema en esta sociedad como personas con distinta orientación sexual. Yo te diré algo. Hace unos tres años atrás, personas homofóbicas mataron de una manera muy violenta a mi gran amigo Tommy. Amarraron los pies u manos. le incrustaron un fierro oxidado de 30 cm. de largo aproximadamente, por la abertura uretral del pene, ¡estaba vivo…!, ufff, fue macabro eso. Después, con un torniquete al cuello cegaron su vida. Tanto sufrimiento, sólo por ser distinto. De ese caso no se sabe nada con referencia a la lejana justicia.

José, ¿Te invitaron en algún momento a participar en la política, para ser autoridad de nuestra ciudad?
Claro, fui, en algunos años atrás activista de un grupo de personas homosexuales denominado “hemos”, acá en Moyobamba y con repercusión regional. Seguro eso les animó ver algo, en este insignificante hombre. jajajajaja. El Dr. Ramón Leveau y el Sr. Marco Cruzalegui, quisieron incorporarme en sus listas electoreras para una regiduría. Les agradecí. Yo tengo mi propia política conmigo mismo y mis semejantes, con esos principios que me crió mi mamá: Hacer el bien, sin mirar a quién. Honesto frente a todo.

José, ¿Cómo ves tu futura vida?
Tranquilo, haciendo el bien, pegado a mi silueta, entre la luz y oscuridad, leyendo un buen libro en mis ratos libres. A mis 59 años, soy consciente de la sociedad en la que vivo, con ese disfraz: entre el bien y el mal, (virus). La doble vida, siempre trae malas consecuencias. Las falsas morales reinantes, no sucumbieron tanto para negarme a mí mismo. Creo diferenciar esos detalles muy bien, los mismos que me permiten ser equilibrado para tentar mis días en tranquilidad. Conozco a personas como: Albañiles, deportistas, funcionarios, motocarristas, profesores militares, políticos, amigos, estudiantes, músicos, religiosos, (a), hombres casados, solteros, herreros, adolecentes, peluqueros, doctores, arquitectos ingenieros…; gays no declarados, sumidos en el hedor de la sociedad discriminante que nos condena, obligados a negarse permanentemente; por ellos mi pena, porque más que infelices, viven una vida incómoda. Espero encontrarnos pronto con ellos. En lo concerniente a mi persona, sé que mis días finales serán extremadamente solo, estamos condenados a ese riel frio y sin vagones encima. Así murió Beto y Silvio, los peluqueros más notables de Moyobamba, en la pobreza y el abandono absoluto. Otro caso., Mariano, el cocinero más paciente que conocí y, que no le hizo mal a nadie…! murió de la manera más cruenta posible en manos de…; ¿ves?. Así quedamos. Algunas veces somos objeto de burla y bromas desentonadas, incluso de manera virtual hoy.

Para conmigo; ellos no entenderán la eterna presencia de mi madre en mi corazón, o,

tal vez, la ausencia perpetua de mi padre en mi diminuta mente; y que, seguro sea por ello mi opción sexual, que por cierto estoy orgulloso de ser como soy; no importa, mi poca educación demostrará paciencia frente a todo, en el lugar donde me encuentre; porque quienes nos odian a morir, ignoran que todo hombre lleva una mujer por dentro, y toda mujer busca la fuerza y mirada seductora del varón para encontrar sentido a su feminidad.
Hay muchas respuestas que son sólo suyo. A sus 59 años, Él sabe que no es fácil ser ciudadano en medio de seres humanos insensibles. Exponer parte de su vida en su escala más profunda, tan solo para atinar alguna enseñanza que nos pueda servir de algo desde el talento vivo que denota, es meritorio y digno de agradecimiento.

José, una última consulta…!
Por favor profesor. El resto que usted sabe, lo que le conté…; que sea para su honesta discreción.

Mg. Abraham Solís Soto.

Opinión

Vamos al carnaval cho

El Carnaval de Rioja ya tiene su sitial y hay que celebrarlo.

Publicado

|

Comparsa por el Carnaval en Rioja

Creo que no existe lugar en el mundo, en donde no se celebre las fiestas de carnaval, no podría atribuirle, a una ciudad o país en particular, la titularidad de tan peculiar y colorida fiesta; se celebra aquí y en la china (literal) y, cada lugar tiene una forma distinta de celebrarlo.

Hemos visto las majestuosas comparsas de Río de Janeiro; nos hemos divertido con las coplas de Cajamarca; hemos zapateado esos huainitos Ayacuchanos; visitamos a Lamas y “no dijimos el nombre, dijimos chivo”; nos hemos escondido de los diablos de Rioja o de los patotas de Moyobamba, y, allá, en el pueblo de mi madre, si andas distraído, te pueden agarrar y embarrar la cara con betún.

A nivel de la región, tenemos a dos ciudades, Lamas y Rioja, que tienen una peculiar forma de jugar (celebrar) estas fiestas; ambas celebraciones no sólo son atractivas, sino que también son tradicionales; sin embargo, creo que la más llamativa, es la de Rioja.

No es para menos, Rioja se ha ganado el sitial que ahora tiene, y, considero que todo sanmartinense no sólo debe aplaudir el sitial, sino que también contribuir a que se mantenga; y así con cada celebración que hay en cada provincia de la zona.

Sin embargo, en los últimos años, veo una pelea innecesaria y hasta estúpida; esa de ponerse a hacer comparaciones ridículas entre Moyobamba y Rioja por saber ¿cuál de las dos ciudades tiene el mejor carnaval? Es tan ridícula como esa otra pelea de saber ¿qué ciudad tiene el mejor juane? O ¿cuál es la mejor fiesta de San Juan? O como la histórica y estúpida bronca entre Tarapoto y Moyobamba, por saber ¿cuál es la ciudad, que realmente se comporta como capital de la región?

Como lo dije líneas anteriores, si ya hay una ciudad que tiene un sitial ganado ¿por qué seguir peleando? ¿por qué seguir promoviendo fiestas separadas, bajo el pretexto del rescate cultural? ¿no sería mejor fortalecer la ya existente? Y así, logramos posicionar a la región San Martín, al punto tal de construir corredores festivos; tenemos los Carnavales de Rioja, Semana Santa de Lamas, San Juan en Moyobamba, la Fiesta de la Naranja en Juanjuí, Santa Rosa Raimi en Lamas (otra vez), los Bombo bailes de Tarapoto… tantas fiestas y cada una atractiva, típica, tradicional ¿cómo aprovechar ese recurso?

Recuerdo que hace un par de años, nuestra Plaza de Armas de Moyobamba se sobrepobló de pañuelos blancos, con motivos de celebrar el haber obtenido los Récords Guinness bailando La Pandilla y logrando que se conmemore como el “Baile Folklórico más Grande del Perú en el Mundo”; ese no solo fue un logro moyobambino, también contribuyeron a ello riojanos, nuevo cajamarquinos, limeños, chiclayanos, extranjeros… todo quien que se emocionó con participar en un día tan especial para lograr ese sueño; claro, luego lo nombraron Patrimonio Cultural de la Nación y fuimos más felices aún, esto hasta que llegó el actual Alcalde (perdón, lo tenía que decir).

Ya es tiempo que dejemos a un lado nuestras absurdas broncas y comparaciones, nada productivas, y empecemos a apostar por el desarrollo integral de la región, no solo en fiestas, como parte del turismo, también en las otras áreas como la agricultura, infraestructura, educación, comercio… es tiempo que nos coloquemos una sola camiseta, la sanmartinense, y la juguemos juntos. Así que, el próximo domingo, nos vemos en el Carnaval Riojano.

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

Continuar Leyendo

Opinión

¿Nada menos?

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

Publicado

|

– ¿nada menos? –

Es una de las frases que usamos con mayor frecuencia, al momento de concretar la mayoría de nuestras transacciones monetarias, y, se busca con ella, que quien nos ofrece el producto nos haga una “pequeña rebaja” al precio establecido; y la usamos en todo momento, ya sea cuando vamos de compras al mercado, cuando contratamos un servicio, cuando andamos buscando un mueble para la casa o un terreno en dónde construiremos una; es una frase que está tan presente en nuestro vocabulario cotidiano que, no nos es pesado pronunciarlo. Pero, lo curioso de la frase, es que la solemos usar cuando vemos que sí existe esa posibilidad de rebaja y, nos olvidamos de ella, cuando vemos que, o no existe la posibilidad, o solicitarla no está dentro de las opciones.

Por ejemplo, vas al mercado y decides comprar yuca y, el vendedor te la ofrece a dos soles el kilo, ves el producto, compruebas que es fresco, lo manoseas y todo y, decides comprar unos 3 kilos, pero, antes de pedir, siempre preguntas por el ¿nada menos?; el vendedor, que no quiere perder al cliente y que probablemente seas el único que se acerque, en todo ese día, a hacerle consumo, accede a darte una rebaja y listo, al parecer, todos salen ganando; claro, eso es lo que tú crees pero, en realidad, el vendedor perdió 0.50 centavos por kilo que te vendió.

Sin embargo, cuando vas al súper y, decides hacer la misma compra, vas y buscas tu yuca por todo lado, la encuentras, sabes que no es fresca, sabes que no puedes manosearla (porque quizás hasta esté empaquetada) y, oh sorpresa, el costo de la misma es de tres soles el kilo; ¿qué pasa?, no dices nada, no reclamas, no pides esa rebaja, no mencionas la famosa frase y, accedes a pagar, así callado y sin chitar, el precio establecido.

De pronto, se me ocurre preguntarme ¿cómo es posible que a algunos sí podemos pagarle el precio que pide y a otros les exigimos rebajas? ¿cómo podemos ser justos con algunos y con otros no? ¿qué diferencia hay entre ambos si es el mismo producto? Como lo dije al inicio, lo usamos en la mayoría de transacciones monetarias, pero no en todas; somos conscientes de que, si vamos a la boutique de una amiga, sí podemos pedirle nos haga un descuento por la prenda que estamos comprando, y si la pedimos, es porque sabemos que no nos lo negaran, pero, si vamos a una boutique de una marca prestigiosa no lo hacemos y, si queremos un producto más barato, entonces vamos a la sección ofertas.

Otro de los temas curiosos, sobre la frase en cuestión, es que estamos acostumbrados a ejecutarla, es decir, a hacer esa pregunta; pero, no nos agrada la idea cuando nos lo preguntan; cuando ofrezco un producto (sea un bien o un servicio) y el consumidor viene por el mismo y nos dice ¿nada menos?, entonces de inmediato respondemos, -no, no es posible, ese es su precio-. Y claro, cada uno es consciente del esfuerzo que le ha puesto a ello (al producto), cada uno es consciente de los costos de producción del mismo y, por lo tanto, ofrecer rebajas, es hasta imposible.

Ya que, en el post anterior, hablé sobre los propósitos para el 2020, considero que uno de esos propósitos, bien podría ser el ser justos al momento de efectuar una compra; evita pedir descuentos, y, valora el trabajo de los demás.

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

Continuar Leyendo

Opinión

Propósitos para el 2020

Publicado

|

Iniciamos el final de una década, sí, aunque hay quienes afirman que con el 31 de diciembre ya le damos fin a la misma, sin embargo, ya la RAE lo dijo, la década aún no acaba, así que, todavía no es tiempo de botar la casa por la ventana ni nada por el estilo, pero, si es tiempo de poder hacer, o en todo caso renovar, nuestra lista de propósitos, para este nuevo año.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que esta lista no debe ser pesada, tampoco debe ser inalcanzable o tan tirada de los pelos; no te angusties por llenar todo un testamento, que, si sólo tienes dos propósitos, nadie te juzgará por ellos, el caso es que aquello que te propongas, aquello que buscas hacer para el 2020, sea algo que de verdad puedas cumplir.

Es probable que, como los años anteriores, te propongas ir al gimnasio y sí, claro, de hecho, es probable que lo hagas por el primer mes y luego te olvides… je je je; pero también existe gente que no, que no se olvidará y pues lo logrará. También es probable que te propongas hacer dieta, pero después te des cuenta que las lechugas no son tan ricas como el pollo frito; y, descubrirás que el hacer dieta no necesariamente es limitarte a sólo vegetales.

Quizás digas que este año sí o sí debes hacer ese viaje del año, y empezarás a ahorrar a fin de que compres el boleto, aunque antes de ello compres otra cosa o lo inviertas en otras cuentas; pero también tendremos gente que hará más de un viaje, que nos compartirá sus fotos, videos y experiencias. Quien sabe y a lo mejor, desees buscar a Dios, acercarte a él y empezarás a buscar una iglesia, pero, luego te darás cuenta que las iglesias no son del todo buenas, que muchas veces, antes de acercarte a Dios te alejan más de él y, entenderás que Dios no está en medio de un edificio, que lo puedes encontrar al disfrutar al amanecer, en las manos del mendigo o junto a los pacientes del hospital.

Tal vez, piensas que éste es el año en que le debes dar la oportunidad a el amor, y entonces, te armarás de valor y te le declararás; y aquí tendremos dos opciones o bien te aceptan y empezarás a construir un mundo nuevo y simpático; o bien, te mandarán por un tubo, porque no eres compatible, y entonces te sugiero, que no te hagas mundos, que no hagas berrinche ni nada similar, que lo asumas y, que te des una nueva oportunidad.

Por lo pronto, yo ya tengo los míos, es decir, mi lista de propósitos, te las compartiría, pero, no tiene caso. Ahora, lo que sí te puedo sugerir es; perdona si tienes que perdonar, ama si te lo permiten, viaja si es que puedes, haz aquello que mejor te sale (leer, escribir, cantar, caminar…) pero hazlo con pasión… nos vemos el próximo año.

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

 

Continuar Leyendo
PATROCIONADORES Isfer Moyobamba

REDES SOCIALES

instagram

Estadísticas

  • 1.055

  • 616

  • 5.746

Tendencias