Gobierno oficializa nombre del año 2023: “Año de la unidad, la paz y el desarrollo”

A través de un decreto supremo publicado hoy en El Peruano, la jefa de Estado anunció la nomenclatura oficial para el año en curso en nuestro país. Revisa todos los detalles.
Screenshot_67

Compartir

La presidenta de la República, Dina Boluarte, anunció el nombre oficial que llevará el año en curso mediante el Decreto Supremo 004-2023-PCM, publicado este viernes 13 de enero, en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano. Como es costumbre desde 1962 en Perú, cada gobierno de turno elige una nomenclatura con el fin de promover la agenda social del país. ¿Cuál es la denominación oficial para este 2023? Te lo contamos en las siguientes líneas.

¿Cuál es la denominación oficial que escogió la presidenta Dina Boluarte?

A través de un decreto supremo suscrito como jefa de Estado junto al primer ministro, Alberto Otárola, estableció el “Año de la unidad, la paz y el desarrollocomo nombre oficial del año 2023. La nomenclatura tendrá que ser utilizada por las instituciones del Estado de carácter obligatorio y la población en general.

¿Quién elige el nombre del año?

De acuerdo al orden jerárquico en nuestra nación, el nombramiento oficial del año 2023 lo elige el presidente de turno, en este caso, Dina Boluarte. Asimismo, los y las representantes de los 19 ministerios también envían sugerencias para elegir el nombre del año; sin embargo, el líder del Ejecutivo es quien tiene la última palabra para oficializar la nomenclatura.

¿Para qué sirve el nombre del año?

Colocar el nombre oficial a un año en nuestro país sirve para que se promocionen y reconozcan los temas que marcan la agenda social del Perú. El objetivo es que las instituciones del Estado y/o privadas tomen en cuenta lo que establece el Gobierno para el nuevo año.

Aunque la denominación se acomoda al contexto político, económico y social del país, también puede tener relación con algún personaje ilustre o algún evento importante. Esta denominación es empleada como membrete en documentos oficiales de las instituciones públicas y de manera opcional en entidades privadas.

 

Fuente: La República