Ya fue, ya
Ya fue, ya

Ya fue, ya

Hace algunas semanas, conversaba con un amiga, quien me comentaba que la relación con su enamorado “ya fue”, ello debido a que éste le había armado todo un papelón, sólo y únicamente porque ella decidió salir a tomar un café con otra persona (que no era su enamorado) y, entre el café y los pastelitos, ellos no dejaban de reír intensamente; claro, si alguien más los veía, quizás hubiese pensado de la misma forma en que pensó su enamorado: “estos se traen algo entre sí”. Pues bien, ella me comentaba que le parecía absurdo, tonto y bastante infantil que, su enamorado la terminara, dejándose llevar por los comentarios de los demás y sin que le haya dado la oportunidad de que le explique todo el rollo de esa “cita”.

-“Ya fue, ya”- me decía entre risas nerviosas y nada culpables. Pasaron algo de 5 días y, pues volvimos a hablar; conversamos de varias cosas, laborales sobre todo y, en medio de la conversa, volvimos a tocar el tema del “ex” (sí, al igual que ustedes, yo también estaba curioso por cómo iba la nota) y entonces se volvió a reír y me dijo: -“Ya volvimos, pues si, les expliqué las cosas, me pidió perdón y le dije: esa persona con quien me viste, es mi amigo y lo conozco desde hace muchos años, más tiempo del que te conozco a ti, así que no fastidies”-

No pienso usar mi columna para hablar sobre los “ex” y si volvieron o no, total, cada quien es responsable de las decisiones que toma; pero, si se me ocurre tratar de hacer una relación entre ésta historieta y otra conversa, que tuve hace algunos días, con un motocarrista, sinceramente no tengo idea de ¿cómo terminará esta comparación? pero, me animo a hacerla.

Salía de una reunión de asesoría con destino a mi casa, y pues, por el horario y la distancia, era necesario tomar el servicio de motocar (mototaxi para los extranjeros); generalmente no suelo conversar con los motocarristas, no porque sea un chambón engreído, sino porque a veces las distancias y la ruta no lo permite; curiosamente en ese mismo día, Fuerza Popular había tenido su más reciente baja, con las renuncia de 05 congresistas, entre ellos Daniel Salaverry (Presidente del Congreso), y tenían en su haber la amenaza de otros 10. Ese, fue el inicio de nuestra conversa.

El motocarrista, muy emocionado me decía: –Fuerza Popular ya fue, ya nadie les cree y ya se quedaron sin gente-

-¿Sin gente?- pregunté atónito

-Claro, acaso no viste las noticias de que ayer se fueron 5 y recién acaban de renunciar los otros 10-

-¿Ya renunciaron?- pregunté incrédulo –porque tengo entendido de que querían renunciar pero, de momento no habían presentado ninguna carta, pero, si ya renunciaron en hora buena; pero dígame ¿es acaso esto suficiente para asegurar que Fuerza Popular ya fue? Ellos dicen que están más sólidos y unidos que nunca-

-mira ellos pueden decir lo que quieran pero, ya fueron; tienen a una lideresa que está en la cárcel y que no creo que salga rápido, se ha demostrado que el Fiscal de la Nación, el Chávarry ese, les hacía los favores y, no ha podido contra la gente; la gente de ahora ya no es “cojuda”, ahora frente a cualquier circunstancia estamos alerta y, si tenemos que salir a las calles, dejamos todo y salimos y, frente a eso ni Fuerza Popular, ni ningún otro partido puede hacer algo, a eso súmalo que ya no los va a poder reelegir, entonces, antes de seguir quemándose prefieren renunciar a ese partido para que cuando acabe sus gestión, puedan regresar a sus pueblos y poner sus estudios de abogados, asesorías o quizás intentar ser algo, una autoridad o algo allí.-

Yo estaba asombrado e inquieto, no sólo por un análisis tan contundente como éste, sino por la convicción con la que me decía las cosas; entonces me anime a preguntarle –pero, ¿cómo puede estar seguro de que ellos ya no van a volver? Recordemos que la no reelección es inmediata, pero ellos pueden volver a ser candidatos, no en el 2021 pero sí en el 2025 y la gente se olvida-

-no nosotros ya no nos olvidamos, ya no somos cojudos, ese partido ya desapareció y ya nadie los quiere ver, están dejando mal al país, como y para querer volver a elegirlos-

Encerrado en mi terquedad le dije –oiga, pero lo mismo se decía de García en su primer gobierno, García salió tan mal que nadie lo quería ver, al contrario lo querían ver en prisión; y mire, volvió y fue nuestro presidente por segunda vez-

-Es que ahí es distinto, además que García ganó por culpa de las mujeres

-¿por culpa de las mujeres? ¿cómo así?-

-es que este pata tiene una labia maldita, y ellas al toque le han creído y le han dado su voto, ellas lo llevaron a palacio-

-yo no lo creo así- le dije –yo creo que ese discurso de que ya no volveremos a cometer el mi

-posiblemente joven, pero lo que yo sé, es que por ahora el fujimorismo ya no tiene opción, ya nadie los quiere, todos están embarrados, nadie se salva, ni siquiera Kenji-smo error es un discurso momentáneo, de lo contrario García no hubiese sido presidente otra vez; además, en la crisis del 2000 cuando Fujimori se tuvo que fugar del país, pensábamos lo mismo, decíamos que el fujimorismo no volvería más ¿qué paso luego? el hermano de Fujimori, su hija Keiko y su hijo Kenji han llegado a ser congresistas, todos ellos han entrado con un alto porcentaje de votos, han sido los más votados para el congreso-

Nuestra conversación siguió, hablamos un poco de corrupción, la importancia de las redes sociales y de las marchas ciudadanas, lamentablemente ya habíamos llegado a mi destino y, ya no podíamos seguir conversando. Pero, en mi mente seguía la frase: “ya fueron, ya no somos cojudos, y por lo tanto ellos ya no tienen opción”. Se me vino a mi mente también, la escena en la que una protestante en Lima decía: “Fuerza popular ya se jodió, ya se cagó…” ¿será todo ello cierto?

Es muy probable, de hecho no es algo que nos asombre, que la situación actual de Fuerza

Popular, sólo demuestra que éste partido, en definitiva “ya fue”; ya no hay ningún tipo de esperanzas, para que quienes lo dirigen puedan decir “sí, seremos gobierno en el 2021”. Puedo afirmar que por ahora, han asumido lo equivalente a ese “ex”, una persona con quien tenías algún tipo de relación pero, que por diversas circunstancias, la relación se fue en picada y directo al tacho, al punto que ya ninguna de las dos personas quiere verse y, en caso lo hagan, ambos son conscientes de que retomar la relación, de momento, es una utopía.

Ahora bien, pueden pasar dos cosas, como en el caso de los “ex” ellos tienen dos opciones: a. intentar una nueva estrategia de conquista, demostrar que las cosas van a cambiar y que ahora todo será distinto; entonces tienen una nueva oportunidad | b. pese a que apliquen una nueva estrategia y cosas por el estilo, ya no tienes ningún tipo de oportunidad.

Me atrevo a preguntarte ¿qué opción crees que tienen los fujimoristas ahora?

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

278 visitas totales, 1 visitas de hoy

Publicaciones relacionadas

Comentarios de Facebook

856,536 visitas totales, 1,059 visitas de hoy